Hazte socio o socia, tu aportación tiene su recompensa.

Tú puedes contribuir a convertir a jóvenes en actores de cambio para los Derechos de la Infancia. Gracias a una aportación sostenida en el tiempo, estás apostando por empoderar a jóvenes que buscan asegurar su presente y futuro y los de los niños y las niñas de sus barrios. Así contribuyes a que vivan en seguridad, que accedan a la educación, a la salud y a que se desarrollen como personas y como colectivo.

Además, tu aportación tiene beneficios fiscales; Hasta 150 euros de donación, desgravarán el 75% de tu Declaración de 2017.

Por ejemplo, una donación de 150€, te costará en realidad 37,50 €.

Saber más 

Con 13€ participarás en la educación en Derechos de la Infancia de 100 niños/as.

Con 24€ puedes escolarizar a Khady durante un año.

Con 50€ puedes formar a un joven senegalés, como Moussa, como promotor de salud comunitaria.

¡Gracias por unirte al Movimiento!